Con mascarilla, memoria y agradecimiento

No hablaré en esta felicitación navideña, como portavoz oficioso de TYM, del maldito coronavirus. Bastante está siendo ya. En estas líneas, y puesto que el contexto que nos rodea es el de la Psicología, quería centrarme más en la respuesta conductual de tantos de vosotros (as) que en este dichoso estímulo que nos ha cambiado y condicionado la vida por sorpresa.

A esta humilde pero ambiciosa empresa también le ha tocado de lleno la pandemia. Personal y profesionalmente. Pero si a estas horas el equipo sigue en pie, con sus altas (bienvenidos) en pleno mercado de fichajes y sus bajas (ésta siempre será vuestra casa); con la mascarilla algo torcida pero con la ilusión intacta; ha sido por nuestra pasión por hacer algo diferente para mejorar el contexto deportivo y, sobre todo, por vuestra confianza en nuestro trabajo.

Hay quienes en estos meses, en todo tipo de sectores, han visto frenada su actividad o desgraciadamente se han quedado por el camino con cientos de daños colaterales. El deporte no ha sido ajeno a esta realidad. Muchas veces fue por escasez, otras por necesidad y algunas más por una estrategia preventiva. Todo tiene su justificación y comprensión. Las crisis son así. Ojalá pronto estéis de vuelta. Ahora, cada decisión y consecuencias también tienen su valor emocional. Así que a esos, que sois muchos, que nos habéis mantenido agarrados a vuestro pecho con tanta fuerza como protección, pese a que el sol dejó de salir de repente y se levantó una violenta galerna, he aquí un refuerzo necesario, público e infinito: GRACIAS.

Un agradecimiento de punta a punta de España. Desde las delegaciones de Medac en Andalucía a nuestros socios en esports en Cataluña, pasando por los clubes en La Mancha (¡vamos Noblejas!) y Madrid, nuestros nuevos aliados en la Comunidad Valenciana y Murcia y sin olvidar a tantos colegas en Chile y China y a nuestros queridos tenistas y estrellas del balonmano. Os devolveremos el cariño entrenando más que nunca vuestras mentes.

Con la incertidumbre todavía sobrevolando nuestras vidas, y tras parar en seco la actividad durante meses por responsabilidad mientras manteníamos un contacto telemático que ha llegado para quedarse, estamos de nuevo entrando en contacto con cada uno de vosotros(as). Ésa es la mayor motivación para afrontar el nuevo y esperanzador año. Pese a no estar en los campos y vestuarios como antaño, no hemos parado de ejercer e incluso de crecer en nuevos, ilusionantes e internacionales proyectos. Ya os contaremos. Ahora toca descansar unos días y recargar pilas para volver aún con más fuerza. De ahí que en estos momentos difíciles, simplemente os queramos trasladar que disfrutéis de estos días en la medida de lo posible, que abrecéis a vuestros familiares con la misma ternura que habéis hecho con nosotros en este tiempo y que brindemos por todos los que se fueron y a los que jamás olvidaremos.

Feliz Navidad familia.

Comment

There is no comment on this post. Be the first one.

Leave a comment